Entradas

Mostrando entradas de 2015

Cerrar los ojos

¡Feliz Navidad! Me he atrasado un poco, lo se.
Quería despedir el año como es debido y dejaros un regalito de navidad.
Espero que estéis teniendo unas grandes vacaciones y si, como yo, tenéis que estudiar para los exámenes de enero, tiradle fuerte y muchísima suerte, pero no os olvidéis de disfrutar tampoco. 
Os quería dar las gracias porque en menos de un año hay más de 4000 visitas, saber que hay gente que me lee es lo mejor que podía recibir, y todo es gracias a vosotros. 

Os dejo con la última entrada del 2015, nos veremos ya en el año nuevo.

Como siempre: GRACIAS POR LEER. Espero ver vuestros comentarios sobre lo que os parece esta entrada, el blog, si mejoraríais algo, etc. Todos los comentarios son bienvenidos.

Recomendación musical:Valiente - Vetusta Morla




***
Te extraño.

Te añoro.

Te echo de menos.

Vuelve.

No vuelvas.

Eres como eso que carece de nombre, pero hasta lo inefable, lo innombrable, tiene que tener nombre, se llama  inefable.

Recuerdo ese último verano a tu lado, los paseos en bi…

Persiguiendo sueños.

Hoy traigo un texto algo diferente. 
Como algunos sabréis en segundo de bachiller siempre te piden los temidos comentarios de texto, a mi, contradiciendo, me gustaba hacerlos, y aquí os dejo uno. Sobre los cambios en el ministerio de educación que se han ido haciendo desde hace mucho.
Como es un texto antiguo no he cambiado nada de la forma, para traerlo tal y como lo escribí en su momento.
Espero que os guste, y que me dejéis vuestra opinión en los comentarios.
Como siempre, 
GRACIAS POR LEER.



***
Elena, si estás leyendo esto es que aún sigues siendo estudiante, y lo que es más probable, estás metida en un laberinto lleno de ideas, sentimientos y preguntas, miles de preguntas que no alcanzas o no quieres llegar a responder. ¿Qué elegir? ¿Qué estudiar? ¿Qué es lo que quiero llegar a ser? ¿Cuál es la opción correcta? ¿Y la incorrecta?
Al ser tu hermana mayor, te llevo un poco de ventaja. Probablemente en este momento esté viviendo en la ciudad de mis sueños, leyendo uno de esos libros que sirve…

Vacío

Hoy os traigo el vacío en una entrada. Nuestros miedos, o al menos, los míos. 
Espero que os guste, y que me dejéis vuestra opinión en los comentarios.
Como siempre, 
GRACIAS POR LEER.





***
Todos, alguna vez, hemos querido ser astronautas.
Vivir en ese espacio infinito, sentirnos importantes, únicos.
Mirar la Tierra, a miles de kilómetros, y sentirnos grandes, poderosos.
Comprobar si el negro es el más oscuro de los negros.

Y yo, yo también.
Sin embargo, hace mucho tiempo que tuve que dejar de soñar con los pies en la luna, y plantarlos en la realidad.
La cruda y dura realidad.

Me dijeron que podía ser lo que quisiera, y qué difícil es ser astronauta.

Llegar a lo más alto, siempre cuesta,es duro y, en mi opinión, peligroso.

¿Es un astronauta feliz?

Imagina el vacío que tiene que sentir en esa soledad, querer hablar con alguien, y que solo le responda la nada, el silencio.
Intentar avanzar e ir sin gravedad.

Ahora imagina ser un ciudadano cualquiera.
Vivir rodeado de gente, de edificios, de establecimien…

Inesperados

Me he dejado llevar, y he divagado, lo he hecho y ha salido esto. 
Quería empezar bien diciembre, pero ya no voy tan bien. Como siempre os dejo mi email: lavieestboheme@outlook.es por si queréis decirme cualquier cosa. 
Espero que os guste esta nueva entrada y que me dejéis vuestra opinión en los comentarios.
Música (opcional) Dorian - Agnes Obel (muy recomendada sea leyendo o no)

Gracias por leer.


***

Creo en el destino.
No creo en eso de que todos tenemos un destino predeterminado y  es lo que nos espera, que no importan nuestras decisiones, que no tenemos nada que hacer, que somos meros títeres. No quiero creer en la idea de que algo, sea lo que sea, pueda manejarnos; no lo hago.

Hace poco tiempo, intentaba poner mi vida derecha, lo que yo creía que entendía por derecha.
Puede que fuera ese  espíritu navideño que empieza a inundar las calles de la ciudad, ese que me hace ver que el final del año ya está cerca y que no termina como empezó y que no va como yo creía, y quería, que fuera a ir.

E…

Tequila

Ayer me quedé con ganas de más. Últimamente siempre me quedo con ganas de más.
Como siempre, gracias por estar ahí, tras la pantalla, dándome vuestro apoyo, ayudándome a crecer y leyendo mis desvaríos. 
Espero ver vuestras opiniones en los comentarios.
Os recuerdo que para más información (o lo que vosotros queráis) está: lavieestboheme@outlook.es
Gracias por leer.



***
Escribo sobre desamor, cuando vivo enamorada.

Siento la llama de tus dedos al cogerme la nuca con pasión, con amor, al besarme; tu otra mano sobre mi espalda llegando a cada fibra de mi ser, llenando mis entrañas de esa rara sensación.

Dicen que es placer, físico, pero tus manos, oh tus manos, grandes y firmes, explorando mi cuerpo con cada caricia, en cada suspiro, tus manos, tus manos son muchos más.

No es física, pero tampoco química.

Esto que siento, que sientes, es el amor que unos pocos artistas han experimentado a lo largo de sus vidas. El amor de sentir a alguien querido a tu lado, el dolor de ver desaparecer a esa person…

reflexiones

No tiene que gustarte; no intento, ni busco que te agrade, que sea algo más que de "fama". Es mi opinión, llana, expresada en palabras, en las mías.  La vida se basa en eso, en las diferencias que tenemos, que nos unen, estas diferencias nos hacen a cada uno de nosotros extraordinarios y únicos. 
Es mi opinión, podremos compartirla o no.
Gracias por leer. 

***
Dime tú, que te escondes,
quién te va a salvar ahora. Dime tu, en tu muro,  qué tengo que compartir. Dime, sociedad, quien me va a rescatar.  Quien me dice a quien tengo que apoyar. Dime, dime, qué debo hacer  Sonreír o sufrir.  Seguir o lamentar  Dime, a quien quiero engañar,  si sonrío por dentro  pero lloro de ansiedad  Dime, ayúdame, si puedes,  si quieres. Si hoy  estoy triste, mañana también. No voy a ser un virus, contaminado por todos.  Por esas redes, por esa sociedad  El calentamiento global me hace dudar. Somos nosotros lo que hay que extirpar. 

Un nosotros sin ti. Carta 5

Esta entrada no va, no puede ir, sola. Esta entrada es la despedida de algo a lo que ya le dije adiós. Y, también, es el comienzo de otras muchas cosas. Tengo que daros las gracias por todas las veces que leéis mis locuras y, en silencio o no, en cierto modo, me comprendéis. Ya no podéis  recibir las cartas antes de que esta última entrada se publique, pero si a alguien le hace ilusión tenerlas en su poder, escritas por mi y enviadas por correo, que no dude en hacérmelo saber de cualquier manera. (email de contacto: lavieestboheme@outlook.es)
Espero que el resultado final de esta carta y de esta pequeña historia, os guste tanto como lo ha hecho a mi. Como siempre podéis dejar vuestra opinión en los comentarios, significaría mucho para mi conocerla, y muchísimas gracias por leer.Las cartas (enlace directo)
Carta 1
Carta 2
Carta 3
Carta 4


*** Hoy nos hemos vuelto a ver.
Tú y yo, solos, en el pasillo de ese supermercado.
Tus ojos lo han dicho todo, eran la mirada de un depredador. Has en…

Vérsame

Imagen
Tenía este texto mucho tiempo guardado, y no me atrevía a subirlo. Pero gracias a una personita aquí está. Espero que no seáis muy duros y me dejéis vuestra opinión más sincera abajo en los comentarios.

Si os acordais del texto Clara , el texto surgió de la foto, pues hoy la foto ha surgido del texto. Espero que os gusten ambas cosas. 

Gracias por leer.




***

Vérsame. Haz con tus labios lo que los pintores hacen con sus manos.
Crea en mí un deseo tan profundo que apenas necesite de superficies.

Vérsame. Porque puedes, porque quieres tocar cada fibra de mi piel con tus palabras. 
Porque quieres deshacer el hielo de la primera cita entre susurros, entre versos, amargos.

Vérsame. Porque necesitas de mis ojos una mirada. Porque necesitas que tus sentimientos vuelen tan altos que ya no los retenga nada. 

Vérsame. Como si fuera la última de tus musas. 
Como si fuera el mismísimo diablo.

Vérsame. Porque estoy dentro de ti. Porque quieres que me vaya. Que no vuelva.
Porque soy la última.

La última de tus lo…

trocitos de mi

Gracias por leer.
No me olvido de vosotros, aunque haya poquitos, pero tenía que centrarme en mi durante un corto espacio de tiempo.
Sigue en pie la idea loca de mandaros las cartas de "Un nosotros sin ti" a vuestra casita escritas por mi con mucho mucho amor (podéis ver como está quedando una en la parte derecha de la versión web). Si queréis participar mandad un email a lavieestboheme@outlook.es 
Espero que os guste, o que no os disguste mucho, este trocito de mi.
Gracias por seguir ahí. 





***

Hoy me apetecía escribir. Escribir sin ningún propósito en particular. Escribir de mi, de mi vida; escribir como medio de escape. 
Puede que no salga nada poético, que salga lo peor que nunca he escrito.
Alguien me dijo una vez, o puede que lo soñara, que de los errores se aprende, que puedes caer mil veces y salir airoso después.

Hay días en los que me gustaría ser otra persona, una totalmente diferente. Que ningún otro ser de este mundo me conociera. Poder ser alguien totalmente nuevo, sin l…

Próxima parada: indefinida

Imagen
Cambios que vienen con otoño. Espero que os guste esta nueva entrada y que me digáis que os parece en los comentarios.
Aún podéis enviar un email  (lavieestboheme@outlook.es) para saber la idea loca y absurda que tuve y que os comentaba en la entrada anterior. Pista: tiene que ver con "un nosotros sin ti".
Gracias por leer y no os olvideis de pasar por el flickr de Clara , es genial.

***
Hace tiempo que mi vida está llena de cambios. Mi vida da vueltas y vueltas, y yo ya no soy la simple espectadora que creía que era; ahora soy partícipe de esas vueltas.
Puede que no haya vivido mucho, pero en este tiempo he aprendido muchas cosas; lecciones que ahora veo mucho más claras, que ahora cobran sentido ante mis ojos.   Creo que, en el fondo, aunque muchas veces desee salir de la rutina, que me sienta anclada, encerrada, a mi vida; pienso que tengo temor a los cambios bruscos de dirección, a los cambios que vienen sin previo aviso.
Pese a todo, ahora, aquí, pienso en esa oportunidad que …

Un nosotros sin ti. Carta 4

[He tenido una idea un tanto extraña, y como me da miedo dejarla por aquí, voy a dejaros un e-mail  (lavieestboheme@outlook.es) para que me pregunte quien quiera averiguarlo.]

Para mi septiembre es mes de cambios, de cerrar cosas viejas y de descubrir otras nuevas. Por eso quiero terminar con "Un nosotros sin ti" este mes, cerrar este capitulo.  Como siempre espero ver vuestras opiniones por los comentarios, y miles de gracias por leer.


***
Han pasado semanas desde ese mensaje, desde que decidiste volver a poner mi vida patas arriba; y yo, que decidí no caer otra vez en tus trampas, tejiste tan bien la red que me enganché en ella, voluntariamente, yo misma cavé mi propia tumba.
Hoy, me encuentro mirando las fotos de tu viaje a playas paradisíacas, con otras personas, y no estoy allí, amaneciendo a tu lado sobre la arena, madrugando de fiesta en fiesta, yo me encuentro a miles de kilómetros, tras la pantalla del ordenador, recorriendo con la vista tu sonrisa en las fotos. Imaginan…

Un nosotros sin ti. Carta 3

Me gustaría saber lo que pensáis, me ha costado más de lo que creía escribir esta tercera carta y el resultado no es totalmente de mi agrado. Por lo que agradecería muchísimo vuestra opinión. Gracias por leer.



***

Ayer me hablaste. Mi teléfono sonó ya muy entrada la noche. Un simple mensaje, una simple notificación, y ya me tuviste enganchada de nuevo.
Eso es la tecnología hoy en día, nos hace fáciles, accesibles. Ahora es sencillo empezar una conversación; es una relación de amor y de odio, amamos la tecnología, podríamos vivir sin ella y, sin embargo, la necesitamos, o eso es lo queremos pensar.
Contigo no es diferente.
Un simple "hola"; ni siquiera preguntaste qué tal estaba, eso, como siempre, lo pregunté yo. Te gusta que la gente esté pendiente de ti, de lo que te ocurre, eso aún no ha cambiado, te gusta sentirte querido por un momento, sin importar si hay alguien que lo necesite más.
Todo era como antes, como antes del desastre. Los chistes, las carcajadas  solitarias en mi…

No todavía.

Antes de nada, quiero daros las gracias por todo esto. Empecé este blog sin muchas esperanzas, nunca me había ido bien cuando me decidía a empezar uno y siempre acababan borrados o en algún lugar olvidado.
Sin embargo, ya hay más de 2000 visitas, y es todo gracias a vosotros. A vuestros comentarios, a vuestras palabras de apoyo,a vuestras críticas... Para mi esto es una manera más de crecer y una fuente de esperanza para seguir en este camino, sin rendirme otra vez. 
MILLONES DE GRACIAS.


                             ***

Hoy, tras mucho dudar, os regalo la tercera parte de "La chica del pelo azul", ya que de momento esta historia no tiene un nombre. ¿Sugerencias?  ¿Comentarios?


NO TODAVÍA


Rojo. Ese era el primer color que vi de ella aquella mañana de noviembre. Era temprano, el sol aun estaba oculto entre las nubes, entre los altos árboles del parque. Solo se escuchaba el susurrar de las hojas, el ruido del aleteo de los pájaros; y mis pisadas. 

Salía a correr todas las mañanas al a…

Un nosotros sin ti. Carta 2.

Hoy he escuchado nuestra canción.
No me la esperaba. No estaba preparada para esto. No pude huir, ¿no iba nunca a poder desprenderme de ti? ¿Tu recuerdo iba a perseguirme allá donde fuera?

Sí, era esa canción, aquella tan devastadora, tan triste, tan demoledora..., que aún no logro entender como pudo ser la banda sonora de nuestro amor, de nuestra historia.

He revivido tu ausencia, tus idas y tus venidas, tus sonrisas, tus lágrimas... Y ahora, ahora, estás con ella, con quien te hizo daño, con quien te dejó, con quien te traicionó, y yo, la que juntó todos los trocitos de tu tan marchitado corazón, no puedo hacer nada, solo mirar, solo sufrir.

Porque a pesar de todo, quiero un futuro contigo, quiero recuperar nuestra historia.

Hay personas que son momentos, momentos de algo bueno o de algo malo, pero al fin y al cabo momentos. Pueden ser eternos o tan efímeros como la llama de una cerilla.

Llegaste a mi vida cuando te necesitaba, no te busqué, pero llegaste. 
Nos encontramos a medio camino,

L…

Marina.

Hoy conocemos a Marina.
Marina.
No hay mucho que contar sobre ella. Marina vive en un cuarto, adora los números que pueden dividirse en partes iguales, aunque ella siempre esté sola. Marina vive sola, come sola, duerme sola. No necesita a nadie más o eso quiere creer. Los viernes, como hoy, los hijos de su vecina de arriba corretean por la casa, llenando la suya de música única, de risas, de cantos, de juegos...
Su vecina tiene visita todos los viernes, a Marina no le importa.  Nunca le importa.
Fiestas que se alargan hasta altas horas de la madrugada, con vino tinto, ella se las imagina así, Marina los viernes no duerme. Marina de pequeña en la escuela ya sufría; se metían con ella, jugaban con su apellido, la humillaban; no tenía muchos amigos y luego, más tarde, prefirió no tenerlos. Marina nunca hacía las cosas bien, o eso le parecía a ella. Marina es esa chica que todos los días hace comida de más, por si alguien aparece, como por arte de magia.
Marina es esa chica que enciende la t…

Un nosotros sin ti. Carta 1.

¿Escuchas eso? ¿Ese sonido?
Es el susurrar de las hojas en agosto, cuando hasta el viento sabe que es el final de algo bueno, que lentamente se acerca. Es esa brisa, esa juguetona, suave, la que trae un susurro de esperanza, la que me dice, nos dice, que existe algo más allá.

Esperanza.
Esperanza de tener más tiempo a tu lado. El tiempo que queda hasta que septiembre abra sus puertas; el final del verano, de risas resplandecientes, de momentos inolvidables, tiempo que tu y yo ya no tenemos. 
Decidimos dejarnos el uno al otro, el otro al uno, mucho antes de que empezara esta estación, entonces no lo supe, no quisimos reconocerlo, era demasiado dolor, demasiado pronto para el adiós. Creo, ahora, que ambos nos consumimos esperando el tan temido mes de septiembre.
La distancia en kilómetros, terminaría por crear entre nosotros la distancia que nuestro orgullo ya había comenzado a forjar. 

Nosotros. Grandes afortunados. 
Porque a pesar de cual va a ser nuestro final, pudimos estar juntos, querer …

Siempre quizás.

Aquí la segunda parte de mi historia. Estoy más emocionada que un niño el día de navidad y el día de su cumple juntos. Espero veros bailar entre los comentarios.
Gracias por leer.
***

Pasaron meses, la volví a ver, el mismo tren, la misma hora, el mismo vagón; diferente canción, diferente son.
No me extrañó, era exquisita hasta para eso, no podía escuchar dos días seguidos la misma canción, y al contrario, no podía escuchar más de una el mismo día. Me asombró. Era especialmente única.
Y  aunque el sol brillara, aunque los pájaros entonaran una dulce melodía, aunque en nuestro vagón hubiera un bebé sonriente y juguetón; su mirada era otra, una tenue balada se escapaba de ella, de esas que todos reservamos para un mal día. Me dolía mirarla, todo en ella era más apagado, atrás quedó su vitalidad, su fuerza arrolladora. Esta vez para ella el día era gris, ver como eso la afectaba me destrozaba por dentro. No la conocía,  y yo para ella solo era una sombra más del tren de las doce. 
Quería, dese…

Lluvia.

Imagen
Se supone que este es el inicio de una "pequeña" "historia" que estoy escribiendo. En este más que ninguno me gustaría saber vuestra opinión y si queréis conocer más a la chica del pelo azul.  Estoy esperando con ansia leeros.I´m yours - The Script

*** Todo comenzó con una canción, una canción que sonaba fuerte, sin temores, por todo el vagón, desde los auriculares de una chica con el pelo azul.
Aun así, no fue ese detalle lo que me hizo fijarme en ella, lo que más llamaba la atención. Fueron sus labios, tan pálidos y finos que se confundían con su rostro. Sus labios, los mismos que entonaban la canción, que sonaba a todo volumen para ella misma y, sin que lo supiera, para todo el mundo; todos se fijaban en ella, era inevitable. Era un concierto para la vista, un suspiro para el alma.
Bajó del tren tres segundos después, moviendo la cadera y la melena, como si de verdad el escenario fuera totalmente suyo, y lo era; seguro que lo era.
Saltó del vagón, creando un buen fin…