Clara.

Presento a Clara. Una pequeña casualidad entre miles de casualidades de 'twitter'. Gran fotógrafa, mejor persona, y eso que no la conozco mucho. 

Así que me encanta empezar esta pequeña locura con ella. Dos fotos y dos textos, cada uno inspirado en el otro y viceversa. Hoy, de su foto mi texto.

Espero que os guste y que visitéis su lugar y disfrutéis de la vista: https://www.flickr.com/photos/claracaballero/  y que dejéis algo de vosotros en ambos sitios. 

Recomendación: Leer esta entrada con: "Comptine d'un autre ètè" https://www.youtube.com/watch?v=NVgEg58GQoM&list=PLaC6Tsc3u36BQJTKXnVsxSBXg9z-8KIfJ 

Gracias por leer. 


****           
Raíces                                                           Veins like branches trees.
"El presente del pasado  es el recuerdo."

Eras como el sonido más agudo del piano, esa tecla juguetona, que puede sonar como quiera. Yo, las manos que difícilmente intentaban seguir el ritmo que tu, tecla pequeña donde las haya, me imponías.

Intenté seguirte, me tenías cautivada, al fin y al cabo, enamorada.  Eran tus ojos, tu sonrisa, tu forma de caminar, los lunares incontables de tu espalda... Era todo de ti.

Conseguías tocar la más aguda de mis terminaciones, la más aguda de mis sensaciones.  Contigo yo no era más que un espectro, algo que como las raíces, como las verdaderas emociones, quedaban ocultas, bajo tierra, bajo inseguridades. Yo era parte de ti, pero a la vez era algo tan insignificante, tan lejano,  no era nada. Tú eras el sol de mis días, la luna de mis noches, las fronteras de todo mi mundo; para ti yo era una pequeña estrella, una estrella fugaz que con el tiempo puede que dejara de estar.  Tus fronteras eran el espacio mismo, yo solo un quizás.

Ahora, demasiado tarde como para que lo intente siquiera, juegas con otra. Te enredas en sus brazos, en sus manos, esas que son capaces de jugar con tu ritmo y no solo de seguirlo. Y yo, más que parecer  soy un fantasma del pasado; uno de tantos.  Mis manos añoran tus lunares, recorrer tu espalda intentando formar constelaciones, contando algo que no se puede contar.

Sin ti no vivo, tampoco muero.  Eras mi melodía, mis ganas de seguir y ahora sin ti, no soy nada, un alma vacía, unas manos que rozan las teclas deseando que el piano vuelva a sonar, que vuelva a existir esa melodía capaz de llegar a lo más profundo de los hombres.  Saben que no volverá a sonar, que el piano nunca más sonará para o gracias a ellas, ni para mí. Porque soy yo la que echa de menos tus cosquillas, tú forma de conducir, tu voz...

Ahora lo sé, me equivoqué.  Me equivoqué al pensar que podías darme toda una vida de amor, me hice vagas ilusiones contigo, creía que nunca se acabarían las palabras bonitas al oído en el restaurante, en la biblioteca o en el metro solo para mí, solo en nuestro mundo, solo para ver como sonrío. Yo que pensaba todo eso de ti, veía, creía en tu amor. Me equivoqué, ahora lo sé.

No era las raíces del poderoso árbol, no era quien  le apoyaba quien le daba lo necesario  para vivir, para ser cada vez más fuerte, más poderoso, más él. Era sus hojas, algo pasajero, que con la lluvia de otoño acabarían en el suelo, sin vida, sin hogar, sin nada. Sin el sonido de un viejo piano, sin ti. 

Comentarios

  1. Hola! El texto es precioso. Para escribir así, a parte de creatividad o imaginación, hay que tener una madurez y una vivencia de experiencias que consigan crear con cada palabra una sinfonía literaria. Tus textos consiguen eso. Cada vez que los leo se me pone la piel de gallina y creo que todo escritor intenta conseguir ese resultado en el lector. Sinceramente, creo que puedes llegar a ser una increíble escritora y me alegro mucho de poder contribuir a eso de esta forma. Gracias por demostrarme tu gusto por aquello que hago, es una gran satisfacción saber que hay gente que le gusta aquello que adoras hacer. Por eso, yo te lo demuestro con este comentario y te animo a que sigas con esto porque realmente es increíble.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Clara!!! Me alegra muchísimo haberte conocido así, y poder compartir contigo algo que me apasiona, y además que te guste. Lo mismo digo respecto a ti, me encantan tus fotos y lo que transmites con ellas, no lo dejes nunca.
      Gracias de todo corazón

      Eliminar
  2. Sublime. Brillante. Y no solo por la forma en la que escribes, en la que usas las metáforas, sino porque tiene alma. Y eso, para mí, es lo más importante, porque por muy bien redactado que esté un texto, sino tiene alma, a mí no consigue emocionarme. Como siempre digo: "Las personas rotas son las que mejor escriben, porque poniéndole alma a los textos tienen la sensación de poder curarla."

    Muchas gracias por el texto, con el que me siento tremendamente identificada y con el que has conseguido ponerme el vello como escarpias. Gracias.

    Xoxo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

partes de mi

Invierno sin ti.

El té de Celina