Lluvia.

Se supone que este es el inicio de una "pequeña" "historia" que estoy escribiendo. En este más que ninguno me gustaría saber vuestra opinión y si queréis conocer más a la chica del pelo azul.  Estoy esperando con ansia leeros.


***
Todo comenzó con una canción, una canción que sonaba fuerte, sin temores, por todo el vagón, desde los auriculares de una chica con el pelo azul.

Aun así, no fue ese detalle lo que me hizo fijarme en ella, lo que más llamaba la atención. Fueron sus labios, tan pálidos y finos que se confundían con su rostro. Sus labios, los mismos que entonaban la canción, que sonaba a todo volumen para ella misma y, sin que lo supiera, para todo el mundo; todos se fijaban en ella, era inevitable. Era un concierto para la vista, un suspiro para el alma.

Bajó del tren tres segundos después, moviendo la cadera y la melena, como si de verdad el escenario fuera totalmente suyo, y lo era; seguro que lo era.

Saltó del vagón, creando un buen final, casi rozando el cielo con sus dedos, con la mirada al cielo tan gris, que aquel día ella era el cielo y a la vez las gotas de lluvia que caían descontroladas, casi podía ver su sonrisa a través del cristal; no le importaba la lluvia, porque así era ella, una chica del pelo azul bailando entre millones de gotas de agua.

Más tarde, cuando la conocí de verdad, me confesó que una vez llevó el pelo azul, para destacar, para que la gente se fijara en esa pequeña chica pálida y en lo grande que podía ser. 
Que irónica la vida pensé, si ella supiera que yo ya me había fijado en ella mucho tiempo atrás, cuando daba conciertos gratis, cuando brillaba más que cualquier estrella del cielo. Sin embargo, solo asentí, aún no era inmune a su sonrisa, aun no podía contarle la verdad, la temida verdad.

Comentarios

  1. Paula, cada post nos gusta más que el anterior (digo "nos" porque aunque sólo Raquel lo reconozca, mis otras amigas también están enganchadas). Y me gustaría decirte que me he inspirado en Fin para un trabajo de clase ;).
    Un abrazo muy fuerte, Elena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elena, te adoro y no te conozco. Gracias por leer mis locuras, no sabes lo que me emociona leer tus comentarios y más aún cuando dices que te inspiro.
      Gracias y besos a mil (para ti y todas tus amigas)

      Eliminar
  2. ¡Ay, me chifla muchísimo! Lo mejor, el pelo azul.
    Sigue así :):)
    Me muero por leerte más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!!! Estoy ante una auténtica chica de pelo azul???
      Estoy deseando verte más por aquí :))

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

partes de mi

El té de Celina

Invierno sin ti.